Oración de protección por los hijos

Amado Padre, estoy aquí de rodilla implorándote por mis hijos,

escucha mis oraciones, ruegos y plegarias.

Juntos te alabamos usted está de nuestro lado,

no nos desampare, protéjanos, cuídanos del peligro.

Te entrego a, mis hijos, son mi mayor tesoro para que sea usted

quien los cuide cada instante, los bendiga y proteja de todo mal.

En el transitar de la vida enséñales la necesidad de conocer tus enseñanzas

y seguir tus pasos, que tengan fe en ti Señor,

que nunca flaqueen ante las tentaciones del maligno.

Cúbralos con tu Santo Manto para que nada ni nadie les hagan daño,

no permitas que caigan en manos de personas perversas,

con malas intenciones, líbralos de la maldad de la intriga,

de la envidia, dale su protección divina para que

desaparezcan toda energía negativa alrededor se ellos.

Enséñale que la vida está llena de oportunidades,

que tomen aquellas que los favorezcan,

dale sabiduría y conocimiento para que sus decisiones sean acertadas.

Cultiva en sus corazones amor, alegría,

felicidad, ternura, bondad, desprendimiento,

humildad y mucha fe, para que cuando sean hombres hechos

y derechos sean personas de bien y ayuden a sus semejantes.

Que el arma que utilicen sea el arma del amor, de la paz,

de la esperanza, de la fortaleza, de la palabra del Señor.

Dale protección Señor,

Protéjalo de cualquier tipo de enfermedad, dale salud,

fuerza y energía para que crezcan sanos.

Señor agradecida estoy por mis hijos que usted bondadosamente me has dado,

has que ellos sean fuertes, amables, cariñosos, e inteligentes,

líbralos de personas con mentes retorcidas perversas,

malintencionadas, mentirosas, protéjalos Señor.

Padre Celestial, somos tus siervos,

perdóname a mí y a mis hijos, si te hemos fallado,

si hemos pecado, danos luz, fortaleza y mucha fe

para no volver a incurrir en los mismos errores.

Amén.

¿Tenemos la obligación de proteger a nuestros hijos?

Sí, como padres tenemos la obligación de protegerlos, es uno de nuestros deberes y es fundamental porque están pequeños y son indefensos, debemos estar preparados para trasmitirles a nuestros hijos valores, principios morales, éticos y religiosos, debemos velar por su salud física y mental, inculcarles y enseñarle desde muy chicos la existencia de Dios. El amor que debemos tenerle así como el respeto que se merece, la veneración, el sentimiento de profunda alegría y placer que sentimos cuando nos comunicamos con Dios. Cuando hacemos la oración por los hijos y nos conectamos con él que nos escucha nuestros hijos se van a sentir afortunados y dichosos por sentir la presencia del Señor.

Hay momentos en nuestras vidas que como adultos y padres nos embarga una preocupación que sobresalta nuestro corazón y mente, tenemos temor y hay desconcierto es cuando debemos recurrir a la oración. Decir esta oración de protección por los hijos es muy efectiva y milagrosa, porque estamos protegiendo a nuestros hijos a través de la gran misericordia de nuestro Señor. Nosotros debemos velar por ellos, están empezando a vivir, a crecer, a enfrentarse con el mundo, lo mejor que podemos hacer es prepararlos a que sepan enfrentar los problemas, la toma de decisiones, la resolución de problemas y conflictos.

La protección va de la mano con la educación, debemos velar por su crecimiento físico, mental, y religioso su parte espiritual, para que vayan desarrollando y asimilando la fe en Dios que es la esencia de la vida, la energía, el motor de nuestra existencia. Aunado a esto la vida no es de color de rosas hay que sortear muchas dificultades y problemas para llegar a un plano espiritual para estar cerca de Dios y de acuerdo a nuestras acciones gozar de la vida eterna.