Oración por los hijos rebeldes

Oh Padre Celestial,

gracias, infinitas gracias te doy por haberme dado los hijos que tengo,

los amos de corazón, ellos representan todo para mí, son mi vida.

Padre mío, me encuentro preocupado,

tengo temor que algo pase, necesito que me oriente,

me dé luz y claridad porque tengo un hijo rebelde

no escuchan cuando se le habla, no se saben comportar a pesar que,

constantemente se le corrige, no atiende a los consejos,

tampoco se deja educar no sé qué voy hacer.

Hay padres que justifican la rebeldía en la juventud y adolescencia,

todos fuimos jóvenes y rebeldes

pero acatábamos las ordenes de los mayores.

Los muchachos hoy en día no aceptan consejos

y asumen una postura de provocación.

Padre celestial, oriente a mis hijos,

interceda para que se aleje de malas compañías que influyen en él,

dale luz y alúmbrale los caminos

para que transiten por el sendero del amor,

de la alegría y de la felicidad, que abrasen cosas nobles

 y se te acerquen a ti señor.

Ilumínalos, dele más conciencia y conocimiento

para que enfrenten la vida con mayor madurez.

Señor no permita que los amigos y conocidos los lleven a los malos vicios,

el cigarrillo, el licor, las drogas, el sexo desenfrenado,

saca de sus corazones la envidia,

el placer desenfrenado, la rabia, el mal humor.

A cambio dales señor, humildad, honradez,

desprendimiento, fortaleza, fuerza,

energía y sobre todo Señor Fe y Amor hacia ti.

Te pido Señor por mis hijos rebeldes,

tócalos, oriéntalos, necesitan de tu presencia,

toca sus cuerpos, sus mentes,

sus corazones para que entren en razón.

Padre Celestial, concédanos la dicha que nuestros hijos

sean jóvenes talentosos que tengan su propia personalidad,

que sean normales y corrientes,

que tengan sus propias opiniones y su manera de ver al mundo.

Protéjalos, cuídalos y ampáralos son tus hijos Señor.

Amén.

¿Cómo lidiar con un hijo rebelde?

Estamos viviendo unos momentos difíciles en el mundo, los valores y principios están invertidos, la familia como célula fundamental de la sociedad está muy frágil y debilitada, hay muchos antivalores, muchas mentes pervertidas y retorcidas, hay frustración y desesperanza, hay miedo, temores, angustia, florecen en nosotros los humanos la violencia.

¿Cómo pedirles a nuestros hijos que no sean rebeldes ante lo que vivimos?, Ellos ven las injusticias, la inequidad, la mala redistribución de los ingresos, la concentración de capital en manos de muy pocos, la pobreza, la maldad, la corrupción y otra es cuando los hijos se alejan del camino del bien buscando erróneamente otra vía haciéndose daño ellos mismos.

A los hijos hay que tenerles paciencia, no es nada fácil criar y educarlos, hay situaciones que solo por imponer su voluntad violentan las normas, como padres debemos escucharlos tener una comunicación constante, hay que buscar la forma de entenderse, si se rompe la comunicación pueden asumir una postura más radical.

¿Hay compatibilidad entre oración y rebeldía?

Si, la oración para los hijos es el instrumento más idóneo para tener un acercamiento, una comunicación, una conversación con Dios, debemos inculcarles a nuestros hijos el acercamiento a nuestro padre celestial, hablándoles de él, lo que significa, tomar conciencia que hay un ser superior que se preocupa por ellos. Decir una oración dirigida a Dios por nuestros hijos en la mañana, antes de acostarse nos da fuerza y energía para emprender un nuevo día en las actividades que nos desempeñamos.

Hay que abonar el terreno, los jóvenes hoy en día están más pendientes de otras cosas que, de Dios, nos queda esa tarea a nosotros los padres, es por ello que la oración es importante, esa conexión nos permite que nuestra mente se aclare teniendo mayor confianza en nosotros mismos como padres y también para nuestros hijos.