Oración para bendecir a los hijos

 

Oh. Padre Celestial danos tu santa bendición a mí, a mi esposa,

a mi familia, y en especial a mis hijos.

Tú los ha visto crecer se están desarrollando,

poco a poco toman riendas de sus vidas y empiezan

a transitar solos por los caminos de la vida.

Padre son jóvenes están descubriendo el mundo,

conociendo la vida, no los deje solos protéjalos cada instante,

acompáñalos, ayúdalos a transitar por el sendero de la luz,

de la claridad, de la alegría y de la felicidad.

No permita Señor, que en su camino tropieza con personas

que quieran hacerles daño o influenciarlos para que

cometan errores que más tarde se puedan arrepentir,

líbralos de los peligros, bendícelos Señor Dios Padre.

Haga de ellos Señor hombres y mujeres de bien,

que traten a sus semejantes con respeto, dulzura y amor,

que sean amables y sinceros con sus amigos y amistades.

Padre, ellos son mis hijos, pero hijos tuyos también,

dales fortaleza, fuerza, valor, energía, inteligencia,

para que, lo que se propongan lo logren y siempre

tengan presente tu presencia es sus vidas.

En estos momentos de intenso regocijo,

te pide Señor has de mi un buen padre,

(o una buena madre), para darles buena educación,

orientarlos, apoyarlos, y estar siempre presente en sus logros,

dale su bendición.

No permita Padre mío, que mis hijos sean soberbios

y orgullosos, que sean sencillos y humildes con mucha personalidad,

ante los adversarios sepan sortear

el peligro se puedan levantar, bendícelos Señor.

Señor, bendice a mis hijos, ábrale los caminos de la sabiduría,

que por donde transiten estén llenos de mucha paz espiritual,

que abran sus corazones para que tu estés siempre con ellos.

Padre Celestial, hoy he venido a ti a decirte esta oración

para que le des tu santa bendición a mis hijos,

con mucha veneración y respeto te pido no los abandone

ni de noche ni de día, son jóvenes buenos y bien educados,

le hemos enseñado las palabras del Señor, son tus hilos y tus siervos

Amén.

¿Son buenas las bendiciones de Dios?

Cuadro nosotros como padres le damos la bendición a nuestros hijos y le decimos:” Dios te cuide, te apare y favorezca”, le estamos transmitiendo energía espiritual para que Dios este con ellos, los acompañe, los guíe, los oriente. Es como un bálsamo de amor que impregna todo su ser, es la evocación de lo divino en la tierra, es reafirmar la presencia de Dios en todo nuestro ser, es mandar energía positiva, la bendición de Dios nos da fortaleza, alegría y felicidad.

Cuando Dios nos bendice es generoso con nosotros, porque todo lo que tenemos Él nos lo ha proporcionado y le damos gracias al Señor por haber recibido sus bendiciones, por habernos dado bienes materiales. También y lo más importante, es cuando recibimos bendiciones espirituales.

¿Dios bendice a los hijos del mundo?

Dentro de los designios de Dios, Él tiene un proyecto de vida para cada uno de nosotros y de nuestros hijos que son también sus hijos, reciben sus bendiciones. Él les transmite a sus corazones paz espiritual, los invita a caminar por los senderos de la luz y la claridad junto a Él, que actúen con mucha generosidad con el prójimo, que sean humildes y generosos con los necesitados porque han recibido su bendición a través de oraciones por los hijos.

Él desea que en sus corazones desaparezcan la rabia, la tristeza, y el miedo, y que florezcan la alegría la felicidad el amor, que cada una de sus acciones estén enmarcadas ante los ojos de Dios en un gran sentimiento de desprendimiento y humildad.

Nosotros los padres debemos ser personas correctas, cabales, sinceras, trabajadora para darle ejemplo a nuestros hijos que hay que transitar por el camino del bien, y seguro estamos que vamos a recibir muchas bendiciones del Señor Todo poderoso.